Los pacientes, que continúan ingresados en el centro, presentan un pronóstico favorable

El Hospital Universitario Reina Sofía realiza con éxito cuatro trasplantes de hígado en 72 horas (dos de ellos se llevaron a cabo el mismo día). Durante la semana pasada, una veintena de profesionales de diferentes especialidades y categorías participaron en las extracciones y los implantes hepáticos de los que los pacientes se recuperan favorablemente. Este tipo de situaciones pone de manifiesto las posibilidades del hospital -con los profesionales cualificados y la infraestructura necesaria- para coordinar estas intervenciones en un breve periodo de tiempo.

El responsable del programa de trasplante hepático del hospital, Javier Briceño, señala que “la generosidad los donantes junto a la pericia y dedicación de los profesionales sanitarios permiten el desarrollo normal de la actividad trasplantadora de nuestro centro en los meses de verano”. Asimismo, el también responsable de la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía valora que “aunque no es la primera vez que el hospital realiza cuatro trasplantes en 72 horas, este logro muestra que nuestros equipos garantizan una respuesta asistencial sin fisuras, cuando el paciente lo necesita”.

Por su parte, el coordinador de trasplantes del hospital Juan Carlos Robles resalta la “perfecta coordinación de los equipos implicados en la realización de las extracciones y los implantes para dar respuesta a situaciones especiales en las que la sincronización de muchas personas es fundamental. A esto hay que sumar el trabajo de la Coordinación Autonómica de Trasplantes y de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), imprescindible en el proceso de donación y trasplante”.

El director de la Unidad de Gestión Clínica de Aparato Digestivo, Manuel de la Mata, explica que los hepatólogos y el personal de enfermería –así como otros profesionales sanitarios- hacen el seguimiento del paciente antes y después del trasplante de hígado. Estos profesionales, en coordinación con el equipo quirúrgico y los radiólogos intervencionistas, “llevan a cabo una labor muy minuciosa en la selección del paciente candidato a trasplante, que es de gran relevancia para que el resultado sea el esperado”, concluye el especialista.

La mayoría de las extracciones que han permitido realizar los trasplantes procedían de fuera de Córdoba. Desde la Dirección del hospital se agrade a los profesionales implicados de diferentes unidades y a la Coordinación de Trasplantes su esfuerzo y compromiso, cualidades que hacen posible que intervenciones tan complejas se puedan realizar en un tiempo récord. Han participado personal de enfermería, cirujanos, anestesistas, intensivistas y hepatólogos, entre otros muchos profesionales. La labor del personal de Anatomía Patológica, Análisis Clínicos, Inmunología y otras unidades de apoyo también es fundamental para llevar a cabo la actividad trasplantadora.