El movimiento islamista Hamás, que gobierna en Gaza desde que expulsó a las fuerzas leales a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en 2007, ha anunciado este domingo que disolverá el Comité Administrativo para gestionar el enclave y que, por tanto, acepta celebrar elecciones generales.

En un comunicado enviado a la prensa, el movimiento cede el poder administrativo al Ejecutivo encabezado por Rami Hamdala, que en la última década gobernaba solo Cisjordania, aunque se espera que mantenga parte del poder en el campo de la seguridad y policial.

Hamás ha anunciado que está preparada para la reconciliación con el líder del partido nacionalista Al Fatah y presidente palestino, Mahmud Abás, una postura que ha transmitido al jefe de la inteligencia egipcia durante su actual visita a El Cairo.

Los líderes de Hamás han informado a los egipcios de que están listos para mantener un diálogo con Al Fatah, partido que gobierna en Cisjordania, en llegar a un acuerdo de reconciliación y definir los mecanismos para su implementación.

En la declaración también se expresa la disposición del movimiento para celebrar unas elecciones, seguidas de una conferencia en la que estén todas las facciones palestinas con el fin de formar un gobierno de unidad nacional.

La delegación hizo hincapié en la seguridad y la estabilidad de Egipto, y en no permitir el uso de la Franja para dañar su seguridad.