El Secretario General de la ONU autorizó este miércoles el desembolso de 4 millones dólares para ayudar a aliviar el sufrimiento de las personas en Gaza e hizo un llamamiento a la unidad del Estado de Palestina.

António Guterres habló durante su visita a una escuela de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) en la Franja de Gaza, donde aseguró estar profundamente conmovido tras presenciar la dramática crisis humanitaria que se vive allí y pidió a la comunidad internacional apoyar a Naciones Unidas en su labor de ayuda a los residentes de ese territorio ocupado.

Sin embargo, el titular de la ONU recalcó que la verdadera solución a largo plazo no es humanitaria sino que requiere abrir los cruces a Gaza y poner fin a la división del Estado, además de precisar de la disposición de apoyar un proceso político creíble que aborde los problemas existentes y permita que se alcance la solución de dos Estados.
“Quiero volver un día a Gaza y verla como parte de un Estado palestino en paz, con prosperidad y bienestar para la gente de este lugar maravilloso”, declaró Guterres.

Gaza, actualmente gobernado por Hamas, es el hogar de alrededor de dos millones de palestinos que han sufrido de una grave crisis energética desde abril por la falta de combustible. El bloqueo israelí restringe el movimiento en ambos sentidos de bienes y personas.
Guterres aseguró que es necesario un programa de acción para mejorar la vida de las personas que están atrapadas y sin recursos dentro de la Franja.

Para concluir su visita de tres días a Israel y el Estado de Palestina, el Secretario General visitó el Museo del Pueblo Judío en Tel Aviv, donde reiteró la importancia de que todos los habitantes de ambos países promuevan la tolerancia, la cooperación y el entendimiento para crear un mejor futuro y fomentar la paz en la región.