El ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Alfonso Alonzo, anunció la adhesión de la nación centroamericana durante el transcurso de la XXI Reunión del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe.

“Guatemala lucha activamente contra la contaminación por plásticos a través de la innovación y el trabajo con las comunidades. Queremos invitar a la región y al mundo a unirse a estos esfuerzos para preservar mares limpios para esta generación y las próximas”, dijo.

Por su parte, el director regional del Programa de la ONU para el Medio Ambiente, Leo Heileman, aplaudió la iniciativa, e indicó que América Latina “da un ejemplo al mundo” en la lucha contra los residuos plásticos.

“Los países de la región están impulsando iniciativas legislativas atrevidas y tecnologías innovadoras para frenar el uso de plásticos desechables. Celebramos las iniciativas de Guatemala en esta materia y el aporte que dará a la campaña global Mares Limpios”.

El país centroamericano ha instalado en sus ríos unas redes artesanales fabricadas con residuos plásticos que sirven para recolectar residuos. Las mallas, llamadas biobardas, se encuentran repartidas en 87 comunidades de Guatemala.

Actualmente, dieciséis países de América Latina y el Caribe forman parte de la campaña Mares Limpios: Argentina, Barbados, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Granada, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Perú, República Dominicana, Santa Lucía y Uruguay.