Las mujeres rurales aportan el 43% de la fuerza laboral agrícola de los países en desarrollo

 – Desde 2008, las Naciones Unidas celebran cada 15 de octubre el Día Internacional de las Mujeres Rurales con la intención de reconocer las contribuciones de ese sector de la población en la promoción del desarrollo agrícola, el mejoramiento de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza en el campo.

En su mensaje para la ocasión, António Guterres recordó que las mujeres y niñas de las zonas rurales sufren de manera desproporcionada la pobreza, la desigualdad y la exclusión, además de padecer los efectos del cambio climático, por lo que exhortó a los países a adoptar medidas que garanticen el goce pleno de los derechos humanos de ese sector.

Guterres llamó a invertir y a llevar a cabo reformas legales y políticas que protejan a las mujeres rurales y que las incluyan en la toma de decisiones que las afectan.

ONU Mujeres, por su parte, destacó el arduo trabajo de esas mujeres, que a menudo laboran de manera informal, están  mal remuneradas y carecen de protección social.

También se refirió al trabajo infantil como un flagelo habitual en las áreas rurales, donde las niñas representan una porción significativa de la mano de obra agrícola.

Según esa agencia, la mujeres y niñas son responsables de la recolección de agua en el 80% de las viviendas sin acceso a ese líquido y en el trayecto para obtenerlo ponen en riesgo su seguridad, especialmente en los países en conflicto, donde suelen ser objeto de violencia sexual.

ONU Mujeres subrayó la necesidad urgente de invertir en infraestructura y servicios básicos sostenibles para mejorar la salud, proteger los derechos, impulsar la educación y garantizar la seguridad de las mujeres y niñas rurales.