Los precios mundiales de los alimentos subieron por tercer mes consecutivo en julio debido al incremento del valor de los cereales, el azúcar y los productos lácteos, informó este jueves el Fondo de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El Índice de Precios de los Alimentos de la FAO alcanzó un promedio de 179,1 puntos en julio, un aumento del 5,1% en comparación con el mes anterior y el valor más alto desde enero de 2015.

Los precios del trigo subieron debido a las altas temperaturas y la escasez de lluvia, que afectaron las cosechas de primavera en Norteamérica, mientras que la insuficiencia estacional causó el aumento del precio del arroz.

Los productos lácteos subieron un 3,6% por la reducción de las exportaciones de mantequilla y un incremento de los precios del queso y la leche en polvo.

El valor del azúcar aumentó un 5,2%, su primer incremento desde el comienzo del año. La valorización del real brasileño fue el principal motivo del repunte.

El índice de precios de la carne se mantuvo estable, mientras que el de los aceites vegetales cayó un 1,1%.