Paul Allen, quien hace 43 años fundó junto a Bill Gates la empresa que revolucionaría el mundo del software y de los ordenadores personales para siempre, Microsoft, falleció el lunes  en Seattle a causa de un cáncer en los linfocitos de la sangre.