Con motivo de las reuniones que la Unión Europea celebrará en Bruselas, Filippo Grandi, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, anunció que ha llegado el momento de cambiar la situación.

 – Hace tres años comenzó la crisis mediterránea de migración, cuando más de un millón de personas desesperadas cruzaron el mar hacia Europa. Pero el continente ya no constituye el centro de la migración. De hecho, las cifras de llegadas en el Mediterráneo están en niveles anteriores a 2014 y continúan cayendo hacia sus promedios históricos.

A pesar de esto, muchos países siguen conmocionados y, desde entonces, se observa una tendencia restrictiva y unilateral en las políticas que aplican muchos países europeos a la hora de tratar con los migrantes y los refugiados.

Con motivo de las reuniones que la Unión Europea celebrará en Bruselas, Filippo Grandi, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, anunció que ha llegado el momento de cambiar la situación.

“Hoy exhorto a los Estados europeos a aprovechar esta oportunidad para encontrar un enfoque nuevo y unido que responda a las necesidades compartidas de todos los países para poder gestionar sus fronteras y sus políticas migratorias, de manera que defiendan simultáneamente los estándares de asilo europeos e internacionales”.