Estados Unidos ha anunciado su retirada de la Unesco, la organización de la ONU para la Educación, la Cultura y la Ciencia. La decisión del país norteamericano obedece, según ha señalado en un comunicado el departamento de Estado, a la preocupación por una “continua tendencia anti Israel” en el organismo, por los “retrasos” en su funcionamiento y la necesidad de una reforma.

Tras conocerse la salida de EE.UU. de la Unesco, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha anunciado que preparan su marcha de la Unesco y ha calificado la decisión de “valiente y moral” en un comunicado recogido por Reuters.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres y la directora de la organización han reaccionado lamentando “profundamente” la decisión de EE.UU.. Guterres ha asegurado que Estados Unidos ha tenido un “gran papel” en la Unesco desde su fundación, según ha señalado a Efe su portavoz Farhan Haq.

La responsable de la Unesco, Irina Bokova, ha explicado en un comunicado que el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, le ha notificado oficialmente esa decisión, que ella considera “una pérdida para el multilateralismo y para la familia de Naciones Unidas”.