Estamos en plena cuaresma. Nos preparamos para una semana llena de pasión, con la participación activa en las Hermandades y Cofradías que harán su desfile procesional por las calles a partir del próximo 25 de marzo. Y aunque sabemos lo importante que es la devoción también debemos tomar precauciones a la hora de enfrentarnos a estos largos recorridos procesionales que, si no realizamos de forma adecuada, pueden terminar dejando huella en nuestra salud. Por eso hoy, especialistas en nutrición y fisioterapia de Vithas en Málaga, perteneciente al grupo sanitario Vithas, han querido ofrecernos algunos consejos saludables para que hombres de trono, costaleros y nazarenos realicen una estación de penitencia saludable.

“La alimentación, tanto en los días previos al recorrido procesional como durante el mismo, es uno de los aspectos que más se deben cuidar, no sólo por parte de los hombres de trono y costaleros sino también por los nazarenos. No se recomienda realizar todo el recorrido procesional sin ingerir alimentos, ya que esto puede dar lugar a una hipoglucemia, calambres musculares o incluso lesiones musculares”, explica Rafael Estrada, dietista del Hospital Vithas Xanit Internacional.

“Algunos platos por los que podemos optar estos días son, por ejemplo, arroz vaporizado o integral con frutos secos y verduras de temporada, ensalada de pasta integral con manzana, plátano y frutos secos crudos o bocadillo vegetal con huevo cocido, tomate natural, atún en AOVE (aceite de oliva virgen extra) y orégano”, añade el especialista.

Otro aspecto a tener en cuenta durante el recorrido procesional, y en el que insisten especialmente los especialistas, es en llevar a cabo una correcta hidratación. La mejor opción para ello siempre es el agua, evitando el consumo de refrescos y similares. También podemos optar por las infusiones o las bebidas isotónicas para restablecer el equilibrio electrolítico.

Tan importante o más que cuidar la alimentación durante la salida procesional es también cuidarla los días previos. “Los días previos a la salida procesional debemos seguir una alimentación lo más sana posible, evitando alimentos ultraprocesados y recurriendo a la fruta, verdura y alimentos de temporada.”, explica Rafael Estrada.

Más allá de la alimentación, la preparación física de nazarenos y, especialmente, hombres de tronos y costaleros, juega también un papel fundamental durante las horas en las que se desarrollan las diferentes procesiones.

En este sentido, Rafael Díaz Soria, fisioterapeuta del Hospital Vithas Parque San Antonio incide en que “el trabajo de carga del hombre de trono está entre los 15 y los 21kg (aunque a lo largo del recorrido supera esta carga) que provoca diversos politraumatismos, por lo que no se puede realizar ninguna actividad física en un período de dos, cuatro o hasta seis días”.

Desde el punto de vista fisioterapéutico, la mejor prevención de las lesiones que se pueden producir durante el desfile procesional es la preparación física previa. Es decir, tenemos que entrenar el sistema osteo-muscular y cardíaco entre 3 y 4 meses antes.

No hay ninguna reseña bibliográfica sobre las lesiones en el hombro de los hombres de trono y costaleros, pero nuestra experiencia profesional tras más de 20 años al frente del servicio de fisioterapia del Hospital Vithas Parque de San Antonio, nos ha remitido un gran número de Artritis post-traumáticas en la articulación Acromio-Clavicular (una las articulaciones del hombro sobre la que recae directamente el varal), elongaciones y fuertes contracturas del músculo trapecio superior y angular de la escápula.

Tras el esfuerzo realizado, aconsejamos aplicación de frío local durante 12-15 minutos a nivel de las articulaciones del miembro inferior, calor local a nivel del músculo ayuda a relajar la contractura muscular y la realización de estiramientos de la musculatura de hombro, cervicales y miembros inferiores”, añade.