La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y el ministro de Recursos Humanos y Seguridad Social de China, Yin Weimin, han firmado hoy el Convenio y el Acuerdo Administrativo de Seguridad Social en Bad Neunahr (Alemania), durante la reunión de los ministros de Empleo del G20.

Gracias al Convenio suscrito por ambos países se evitará la doble cotización por los trabajadores desplazados a uno de los dos países, garantizándose la protección social de los mismos, al tiempo que las empresas radicadas en uno u otro país disminuyen sus costes laborales.

Las negociaciones se iniciaron en 2011, tras dos rondas de reuniones que tuvieron lugar en Madrid y Beijing y que concluyeron en el texto que hoy han rubricado los ministros responsables de la Seguridad Social de España y China.

Ambos países acordaron un plazo de 6 años durante los cuales los trabajadores asegurados por el sistema de Seguridad Social español desplazados a China, cotizarán al organismo español en todo lo relacionado con las pensiones contributivas del Régimen General -a excepción de las debidas a accidente de trabajo o enfermedad profesional- y a las cotizaciones y prestaciones de desempleo del mismo régimen.

Durante este periodo quedarán exentos de la contribución al seguro básico de vejez y el seguro de desempleo de China los trabajadores enviados por sus empresas al país asiático.

De la misma forma, durante un periodo de 6 años, las cotizaciones por los trabajadores chinos desplazados a España se realizarán a la Seguridad Social española por las prestaciones del Régimen General. Las cuotas por pensiones derivadas de contingencias comunes o accidente laboral y desempleo se efectuarán al organismo chino.

En el Acuerdo Administrativo se contempla la posibilidad de prorrogar la exención, una vez concluido el plazo de 6 años por acuerdo de ambas administraciones.