Este viernes es un día clave en la búsqueda del niño de ocho años que el martes desapareció en Sant Llorenç por la riada provocada por las inundaciones en Mallorca. Un equipo coordinado de Policía, Unidad Militar de Emergencias (UME), Guardia Civil y Protección Civil busca a contrarreloj la zona de Son Carrió donde la noche antes encontraban la mochila y la chaqueta del menor.

Este viernes, la familia del niño -Emergencias ha confirmado a Efe que el niño tiene ocho y no cinco, como se había dicho, y es su hermana, que sobrevivió al ser rescatada por su madre, quien tiene cinco años- ha acudido a la que los agentes han calificado como “zona cero”, donde están buscando ahora, para que les informen los agentes de cómo se está produciendo el operativo.