En 2017 las emprendedoras aumentaron un 0,4%. Los varones lo hicieron un 0,2%.

A pesar de que en 2017 el régimen de autónomos se sitúa en positivo y crece el número de autónomos, aún estamos lejos de los niveles de 2008, previos a la crisis: España contaba en mayo de 2008 con 3.409.008 (consideramos mayo el primer mes de crisis) y 2017 se cerró con 3.200.314 autónomos, es decir, 208.696 menos.

A pesar de este descenso, cabe destacar que la evolución del colectivo de trabajadores autónomos en España ha sido muy desigual en el caso de hombres y mujeres. De hecho, el número de autónomas ya se recuperó en 2015, se afianzó en 2016 y en 2017 ha pasado a ser definitivamente el impulso principal: ya hay más autónomas que antes de la crisis, en concreto 24.029 autónomas más. No así el de los varones que sigue marcando un menor nivel que en mayo de 2008 (-232.725 autónomos).

El crecimiento de autónomos en España en 2017 se ha dividido en un 45% mujeres y 55% varones: 4.936 varones más y 4.087 mujeres de los 9.023 trabajadores por cuenta propia que se sumaron al RETA el año pasado.

La mujer extranjera gran emprendedora

El informe elaborado por ATA analiza el colectivo de autónomos extranjeros que suponen el 9,4% del total del colectivo. De esos 299.711 autónomos de fuera de nuestras fronteras que hay (a diciembre de 2017) en España, podemos ver que el 36,6% de son mujeres (frente al 35,3% en el conjunto del RETA).