Al menos 17 personas han muerto en Montecito y alrededores, en la costa suroeste de California desde el lunes a causa de las fuertes lluvias, que han provocado deslizamientos de tierra y aludes de barro. En el segundo día del operativo de búsqueda, los equipos de rescate, apoyados de perros rastreadores, tratan de localizar entre el barro a 17 personas que están desaparecidas. Además, hay al menos 28 personas heridas.

Los aludes de barro, provocados por las intensas lluvias que cayeron en el estado estadounidense el martes, han destruido un centenar de viviendas y han dañado cientos de edificios.