La elevada tasa de contaminación en las grandes ciudades está llevando a planificar nuevas medidas que fomenten un plan de movilidad basado en la sostenibilidad. Para Alfredo García, director del Máster en Planificación, Economía y Operación del Transporte Urbano y Metropolitano que comienza la próxima semana en la UPO, “el sector del transporte urbano y metropolitano tiene grandes retos planteados en este momento ya que hay una plena conciencia de que es necesario actuar”.

El transporte público y la bicicleta se presentan en la actualidad como los principales vectores del modelo de movilidad sostenible, sin olvidar al peatón como eje central, ya que todos somos peatones en algún momento. “La pirámide de desarrollo del transporte ha estado durante muchas décadas basada en el vehículo privado. La pirámide hay que invertirla y diseñar nuestras ciudades poniendo en primer lugar al ciudadano peatón, continuando con la bicicleta y el transporte público y en último lugar al vehículo privado”, afirma García Hernández-Díaz.

El problema de la movilidad ha dejado de ser una cuestión de las administraciones para llegar a ser un proyecto común entre diferentes entidades. Cambiar los hábitos de los ciudadanos se ha convertido en el eje central para conseguir el éxito de los nuevos planes de movilidad. Según el director del máster, “cada vez hay más empresas e instituciones que ponen en marcha planes de movilidad entre sus empleados y además hay subvenciones para su desarrollo e implantación. Los resultados se palpan no solo en una reducción de emisiones por el uso de modos más sostenibles sino también por los efectos en la salud y la calidad de vida”.

Andalucía se suma a los planes de movilidad sostenible que ya se han puesto en marcha en diferentes ciudades españolas, “en los últimos años se ha desarrollado el metro en Sevilla, Málaga y Granada. Y en breve estará en marcha en la Bahía de Cádiz. El tren de cercanías tiene su importancia en las zonas metropolitanas principales y el tren de alta velocidad ha contribuido a unir mejor nuestras grandes ciudades”, tal y como afirma Alfredo García. En el caso nacional, para García, la movilidad sostenible “se orienta hacia la intensificación de los modos ferroviarios incluido el tranvía”.

El Máster Propio en Planificación, Economía y Operación del Transporte Urbano puesto en marcha por la Universidad Pablo de Olavide estrena el próximo día diez su cuarta edición. Se trata de un título gestionado por la Fundación que busca en palabras de su director “mejorar la formación de muchos expertos y responsables en el sector del transporte”. Se trata de unos estudios con un enfoque eminentemente práctico que en los tres cursos anteriores ha formado a más de sesenta alumnos de España y América Latina, un alumnado multidisciplinar en cuanto a formación, experiencia y países de origen. Con una metodología online, el máster se puede realizar desde cualquier parte del mundo y permite a sus alumnos obtener unas competencias y habilidades concretas para formarse como profesionales que quieren entrar en el mercado internacional de la movilidad y el transporte.

El máster desarrollará desde octubre hasta julio un total de treinta y tres asignaturas divididas en once módulos: Sistemas de transporte en general; Movilidad sostenible e implicaciones del urbanismo; Estudios de mercado; Modelización; Tráfico y viabilidad; Planificación, diseño y operación ferroviaria; Economía del transporte; Transporte marítimo metropolitano; Mercado internacional; Prácticas en empresas y Trabajo Fin de Máster.