Las autoridades confirman hasta el momento dos muertos por deslizamientos de tierras -Organizaciones humanitarias elevan el posible número de damnificados a 10 millones

 – El tifón Mangkhut, el más poderoso que ha azotado Filipinas en el último lustro, se ha debilitado ligeramente tras su paso por el norte del país donde ha causado al menos dos muertos. Las autoridades han confirmado por el momento estas dos víctimas mortales, causadas por deslizamientos de tierras, aunque se teme que puedan ser más ya que las regiones más castigadas son áreas montañosas de difícil acceso en el norte de la isla de Luzón.

El tifón, con categoría 5, tocó tierra el viernes en la localidad de Baggao, en el extremo nororiental del país y alcanzó rachas de viento de hasta 305 kilómetros por hora.

En su trayectoria hacia el oeste, el tifón se ha ido debilitando ligeramente y ha abandonado el territorio filipino alrededor de las 10.00 hora local (madrugada en España) rumbo a Hong Kong (China) con vientos sostenidos de 170 kilómetros por hora y rachas de 260.

En todas las regiones que recibieron el azote del tifón se ha evacuado a más de 50.000 personas, aunque sus efectos afectarán a más de 5,2 millones de filipinos que viven en un radio de 125 kilómetros de la trayectoria de Mangkhut, según los datos Centro Nacional de Reducción de Desastres (NDRRMC).