El departamento de Urología del Hospital Quirónsalud Málaga, con los doctores José Ángel Gómez Pascual y Francisco Antuña Calle al frente, acaba de incorporar a su servicio la tecnología tridimensional (3D) mediante la técnica de laparoscopia para las intervenciones quirúrgicas urológicas. Un paso más en el establecimiento de las técnicas más avanzadas de la especialidad en nuestra provincia, que posicionan, según el doctor Gómez Pascual, a Quirónsalud Málaga como “el primer centro privado del sur de España en poner en marcha la cirugía laparoscópica tridimensional”.

Desde que la técnica de laparoscopia se incorporase a la especialidad de Urología, a finales de la década de los 90, se ha ido perfeccionando en dotación de medios y aparataje, pero “la aparición de la tecnología tridimensional (3D) va más allá de lo que hasta ahora podíamos imaginar en cuestión de calidad de visión intraoperatoria”. Las intervenciones por laparoscopia, técnica que se realiza de manera intracorpórea a través de pequeños orificios por los que se introducen los instrumentos y la cámara para visualizar en una pantalla sin abrir al paciente, ha producido mejoras espectaculares debidas a la reducción del sangrado durante la cirugía, la disminución del dolor postoperatorio o del tiempo de recuperación postquirúrgica. “La cirugía laparoscópica disminuyó espectacularmente el riesgo de complicaciones quirúrgicas en la especialidad, tan habituales hace 20 años”, apunta el especialista en Urología. Ahora, además, con la incorporación de alta tecnología laparoscópica tridimensional (3D), el departamento de Urología de Quirónsalud Málaga da un paso más en la diferenciación, especialización y adquisición de tecnología de vanguardia.

La laparoscopia 3D mejora la resolución y la definición de las estructuras anatómicas, ganando la percepción de profundidad, facilita la manipulación, disminuye el tiempo quirúrgico y reduce la fatiga del cirujano. Todo ello, reduce a su vez la posibilidad de que se produzcan accidentes durante la cirugía y, por lo tanto, supone mayor seguridad para el paciente.