La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en el mes de julio fue del 1,5%, la misma que la registrada el mes anterior.

Según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE), los grupos con influencia negativa que destacaron en el mantenimiento de la tasa anual fueron alimentos y bebidas no alcohólicas, con una variación anual del 0,1%, siete décimas por debajo de la de junio, causada por la bajada de los precios de las frutas, frente a la subida que registraron en julio de 2016; y vivienda, cuya tasa desciende cuatro décimas, hasta el 3,2%, debido a que los precios de la electricidad bajan este mes, mientras que aumentaron el mismo mes del año pasado.

Por su parte, los grupos con mayor influencia positiva fueron vestido y calzado, que presentó una tasa del 0,4%, dos décimas superior a la del mes anterior, consecuencia de bajadas generalizadas de los precios de sus componentes, menores que las registradas el año pasado; y transporte, que aumentó su variación anual seis décimas hasta el 2,4% a causa, fundamentalmente, de que los precios de los carburantes disminuyen este mes menos de lo que lo hicieron en julio del año pasado.

Por comunidades autónomas, la tasa anual del IPC aumentó en nueve, produciéndose los mayores aumentos en el Principado de Asturias, Cataluña y el País Vasco, con subidas de dos décimas en todas ellas. Por su parte, Canarias y Región de Murcia fueron las comunidades que más descendieron su tasa, situándola dos décimas por debajo de la del mes pasado.