La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en octubre fue del 1,6%, dos décimas inferior a la registrada el mes anterior.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados este martes, los grupos con influencia negativa que destacaron en la disminución de la tasa anual fueron transporte, que desciende su variación anual más de un punto hasta el 2,2%, a causa de que este mes los precios de los carburantes suben menos que el año pasado; vestido y calzado, que presenta una tasa del 0,5%, una décima inferior a la del mes anterior a consecuencia, fundamentalmente, de la subida de los precios de las prendas de vestir, menor que la registrada en 2016; y vivienda, cuya tasa disminuye siete décimas hasta el 2,2%. Además, destaca en este comportamiento la bajada de los precios del gas, que aumentaron el año pasado, y, en menor medida, que los precios de la electricidad suben menos este mes que en octubre de 2016.

También influyó de forma negativa ocio y cultura, con una variación anual del 1,5%, tres décimas inferior a la del mes anterior, causada por la bajada de los precios de los paquetes turísticos, mayor este mes que el año anterior.

Por su parte, el grupo con mayor influencia positiva fue alimentos y bebidas no alcohólicas, con una tasa anual del 2,3%, más de un punto por encima de la septiembre, consecuencia de la subida de los precios de las frutas, frente a la estabilidad registrada en octubre del año pasado.

Por comunidades, la tasa anual del IPC disminuyó en todas salvo en Canarias y Comunidad Foral de Navarra, donde se mantuvo. Los mayores descensos se produjeron en Principado de Asturias, Illes Balears, Cantabria, Galicia, Comunidad de Madrid y País Vasco, cuyas tasas anuales bajaron tres décimas.