Rajoy da un plazo de cinco días (hasta el lunes a las 10:00) para que Puigdemont conteste y fija un segundo plazo, hasta el jueves a las 10:00, para que rectifique y evite la aplicación del 155.

Tras el Consejo de Ministros extraordinario, Rajoy ha comparecido para anunciar el envío de un “requerimiento” a la Generalitat para que aclare si ha declarado o no la independencia y evitar así “la confusión generada” .

Rajoy ha explicado que este requerimiento es previo a cualquiera de las medidas que el Gobierno puede adoptar al amparo del artículo 155. “En la contestación al requerimiento el señor Puigdemont tiene la oportunidad de contestar a tantas llamadas desde tantos ámbitos para recuperar la legalidad”, ha dicho.

 

Texto integral:

“Señoras y señores,

Muy buenos días y muchas gracias por su asistencia.

Comparezco ante ustedes para informarles de la decisión adoptada por el Consejo de Ministros. Como saben, esta tarde celebraremos en el Congreso un pleno sobre la situación en Cataluña y debatiremos con detalle sobre el asunto, pero me parece adecuado adelantarles ya cual es la posición del Gobierno.

Este compromiso de claridad es más importante todavía ante la confusión generada por los acontecimientos que se vivieron ayer en el Parlamento de Cataluña.

El Consejo de Ministros ha acordado esta mañana requerir formalmente al Gobierno de la Generalidad para que confirme si ha declarado la independencia de Cataluña, al margen de la deliberada confusión creada sobre su entrada en vigor.

Este requerimiento, previo a cualquiera de las medidas que el gobierno puede adoptar al amparo del artículo 155 de nuestra Constitución, pretende ofrecer a los ciudadanos la claridad y la seguridad que requiere una cuestión de tanta importancia.

Con la decisión adoptada hoy, el Gobierno quiere ofrecer certezas a los españoles, especialmente a los catalanes, y quiere evitar la confusión generada por las autoridades de la Generalitat sobre una cuestión que tanto les afecta y les preocupa.

En la respuesta que el presidente de la Generalitat dé a este requerimiento ahí se marcará el futuro de los acontecimientos en los próximos días. Si el señor Puigdemont manifiesta su voluntad de respetar la legalidad y restablecer la normalidad institucional se pondría fin a un periodo de inestabilidad, tensiones y quiebra de la convivencia.

Eso es lo que todos quieren y esperan, lo que se le ha venido reclamando con insistencia. Es urgente poner fin a la situación que se está viviendo en Cataluña; es preciso que vuelvan la tranquilidad, la seguridad y el sosiego y que lo hagan a la mayor brevedad posible.

En la contestación al requerimiento que hoy ha acordado trasladarle el Gobierno, el señor Puigdemont también tiene la oportunidad de atender al clamor y a las peticiones que desde tantos ámbitos se le han hecho llegar para recuperar la convivencia armónica y la seguridad jurídica en Cataluña.

Por mi parte, seguiré actuando, como hasta ahora, con prudencia y responsabilidad y teniendo siempre presente el bienestar y el interés general de los catalanes y del conjunto de los españoles”.