El Gobierno ha actualizado la Ley Orgánica de protección de la salud del deportista y lucha contra el dopaje para adecuarla al Código Mundial Antidopaje.

El portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, ha explicado que la Agencia Mundial Antidopaje aprobó ese Código en 2015, pero no se pudo incorporar a la legislación española por encontrarse el Gobierno en funciones durante la mayor parte del año siguiente. Ese desfase ha afectado a los laboratorios de dopaje en España, por lo que existe una “urgente necesidad de remediar esta situación”, ha apuntado.

El Real Decreto-ley aprobado hoy introduce nuevas infracciones y amplía el periodo de prescripción, endurece las sanciones y refuerza la autonomía e independencia de la Agencia Española antidopaje.

Méndez de Vigo ha destacado que la Agencia Mundial se ha mostrado de acuerdo con el contenido de la norma y que las comunidades autónomas, que son competentes en esta materia, han sido informadas en el seno de la Conferencia Interterritorial del Deporte. También ha señalado que el Consejo Superior de Deportes la ha remitido a los grupos parlamentarios y que espera que se logre “un acuerdo suficiente para su convalidación”.

El texto incorpora, además, los incentivos fiscales que se aplicarán en el Programa de preparación de los deportistas españoles de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020. “Esto es muy importante para poder ir recabando la ayuda de empresas privadas que contribuyan a financiar la preparación de nuestros olímpicos, que tan buenos resultados alcanzaron en los Juegos de Río de Janeiro”, ha afirmado el portavoz del Ejecutivo.