“Las reunión de finanzas del G7 es más la de un G6 + 1 con Estados Unidos solo contra todos”, dijo el ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, en Whistler (Canadá), donde se congregan hasta el sábado los ministros de grandes economías mundiales. Le Maire remarcó que ahora sólo Estados Unidos puede evitar una guerra comercial que pondría en riesgo el crecimiento económico mundial.

Durante esta reunión del G7, que incluye a Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido, “las discusiones serán difíciles”, admitió el ministro canadiense de Finanzas, Bill Morneau: “Sabemos que en cada relación, en cada negociación, hay momentos difíciles. Tengo una sólida relación con el Secretario del Tesoro estadounidense, pero he aprovechado la oportunidad para dar nuestra opinión y decir que lo que han hecho no es productivo. Y seguiremos haciéndolo”, ha declarado Bill Morneau, ministro de Finanzas de Canadá.

Tanto la Unión Europea como Canadá presentaron una denuncia al respecto, este viernes, ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).