Un centenar de líderes mundiales conmemorarán el final de la Primera Guerra Mundial. Entre los dirigentes extranjeros invitados, estarán también el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a pesar de que España no participó en la Gran Guerra.