Al menos 46 personas murieron, decenas se encuentran desaparecidas y solo 37 fueron recuperadas hasta ahora con vida tras el derrumbe en un enorme vertedero de basura ubicado en las afueras de la capital de Etiopía, Addis Abeba.
En la tragedia quedaron sepultadas una treintena de viviendas.
El derrumbe, cuyas causan por ahora se desconocen, se registró la noche del pasado sábado dentro del basurero de Koshe, a las afueras de Addis Abeba. Según los testimonios, desde hace algunos meses la basura producida por los cuatro millones de residentes de Addis Abeba venía nuevamente siendo descargando en el lugar, después de haber quedado abandonado por mucho tiempo.

En la capital del país los deshechos que se acumulan en solo 12 meses ascienden a 300.000 toneladas.