El futbolista del FC Barcelona Andrés Iniesta, el pasado 14 de marzo, a la finalización del partido de Champions League contra el Chelsea F.C. admitió en declaraciones a la prensa que antes del 30 de abril tiene que tomar una decisión sobre su futuro. “Hay dos opciones: seguir en el Barça o marcharme”.

Por lo general, las decisiones importantes que debemos tomar a lo largo de nuestra vida surgen cuando algo reta nuestro estado presente. Todo indica que en el caso de Iniesta ese reto está formado por el vencimiento del plazo de su contrato con el Barcelona unido a una más que posible oferta “muy jugosa” de un equipo chino.

En el libro La toma de decisiones: su lógica y práctica(1), los autores dicen que las situaciones que nos llevan a una toma de decisión se inician con cierta información, indicadora de un problema, que nos indica que, de mantener el presente curso de los hechos, incurrimos nosotros o los protagonistas de la situación, en alguna clase de pérdida. Esa pérdida puede ser en el caso de que p.ej. nos comuniquen que tenemos una enfermedad grave o que nos despiden del trabajo, algo de lo cual ya somos conocedores del valor que tiene (nuestra vida o el empleo). Pero en el caso al que se enfrenta nuestro queridísimo Andrés Iniesta, la potencial pérdida puede ser de una oportunidad, caso de escoger correctamente entre seguir en el Barcelona o abandonar el club.

Las palabras de Andrés constituyen el reflejo del primer paso en el proceso de toma de una decisión, el reconocimiento de un problema, pero su trayecto no ha hecho más que comenzar, así que no le arriendo las ganancias de aquí al 30 de abril. Hay acuerdo en que este proceso consta de varias fases que podemos concretar en las siguientes:

  1. Reconocimiento del problema y análisis de la situación.
  2. Generación de alternativas para resolver el problema.
  3. Valoración de las alternativas y selección de la solución.
  4. Ejecución de la decisión adoptada.

No seré yo quien le diga al jugador qué decisión debe tomar, pero la situación me sirve para abordar el estrés que nos genera la toma de ciertas decisiones. Estrés lógico, pues estas suelen implicar un cambio, cambio en muchos casos hacia un futuro desconocido o desgraciadamente conocido por negativo, y ¿qué hay más estresante y en algunos casos aterrador? Si no que se lo digan a Sophie cuando el día de su llegada a Auschwitz le obligan a elegir el destino de sus hijos, decidiendo cual se salva y cuál será eliminado en la cámara de gas.(2)

Ya Kurt Lewin(3), allá por 1935, realizó un análisis de estas situaciones en su teoría de los campos de fuerza. Postuló que los individuos nos enfrentamos a tres situaciones conflictivas básicas, generadoras de estrés, al tener que escoger:

  1. a) Conflictos de Atracción – Rechazo. Por ejemplo, cuando estamos tentados de tomarnos unas deliciosas torrijas a la vez que nos incomoda el golpe a la dieta que vamos a dar, o en el caso de nuestro protagonista lo atractivo de la potencial oferta china y los riesgos de la dificultad de integración en la sociedad oriental para él y su familia.
  1. b) Conflictos de Atracción – Atracción. Como cuando estamos en un restaurante y dudamos entre dos platos, ambos exquisitos. ¿Cuántas veces no hemos pedido al camarero que nos de un poco más de tiempo? Si esto nos pasa entre dos platos, que no le pasará por la cabeza a quien tiene que decidir entre seguir en el club de toda su vida o emular a Marco Polo.
  1. c) Conflictos Rechazo – Rechazo. Como cuando ante el examen que no hemos preparado lo suficiente y dudamos entre no presentarnos o acudir y arriesgarnos a copiar con las consecuencias negativas de ambas conductas. ¿Puede ser que Andrés Iniesta tema tanto quedarse y no ser tan decisivo como irse a China y fracasar en la aventura?

Entre Sophie y Andrés, prefiero mil veces la situación de nuestro genial mediocampista.

Álvaro Vioque | @AlvaroVioqueG

Colaborador académico de ESADE, Socio de Aonia Nueva Educación

(1) Decision Making: Its Logic and Practice by Byron M. Roth (Author), John D. Mullen (Author) Rowman & Littlefield Publishers (September 6, 2002).
(2) La decisión de Sophie. Autor: William Styron.
(3) https://es.wikipedia.org/wiki/Kurt_Lewin.