El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, se ha reunido hoy en Ginebra con altos funcionarios de Estados Unidos, el Reino Unido, Arabia Saudí, Jordania, Alemania, Francia y Egipto. Les ha informado sobre las discusiones que mantuvo con Irán, Rusia e Irán para crear un comité constitucional.

Mientras tanto, la ONU avanza en los preparativos para el eventual desplazamiento de hasta un millón de civiles de Idlib, 700.000 de los cuales se desplazarían aún más hacia el norte, a zonas bajo control rebelde y la frontera con Turquía; otros 100.000 saldrían de la provincia hacia áreas controladas por el Gobierno.