El manual aporta un completo arsenal terapéutico como ‘biblia’ práctica de la neurorehabilitación

Mientras hay cerebro, hay persona. Con esta frase arrancó la presentación de la nueva obra de José León Carrión, catedrático de Neuropsicología de la Universidad de Sevilla, que acaba de publicar Daño Cerebral Traumático. El libro, denominado Neurorrehabilitación y Neuroterapia del Daño Cerebral Traumático, es una guía de apoyo para pacientes, familiares y cuidadores de enfermos con daño cerebral a los que hay que ayudar para que recuperen facultades perdidas y aprendan a vivir de nuevo. Tal y como ha sucedido con otras publicaciones suyas, todo apunta a que se convertirá en la obra de cabecera en el campo de la neurorehabilitación y la neuroterapia para España y Latinoamérica, algo de lo que León Carrión resaltó  estar muy satisfecho, especialmente por el hecho de que “se haya publicado en Sevilla y sea fruto del trabajo que desarrollamos aquí”.

El libro fue presentado en el Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla por el neurocirujano y profesor del Hospital Universitario Manuel Murga Sierra y por la directora-médica del Centro de Rehabilitación de Daño Cerebral Crecer, Rosario Domínguez.

A lo largo de la presentación se dejó muy claro que nunca es tarde para trabajar con este tipo de enfermos, y que aunque haga tiempo que sufrieron el ictus o el accidente que les ha provocado un daño cerebral, la constancia hará posible la mejora de la situación del paciente para lograr el reto máximo: su autonomía o, en el caso de que no sea posible, que tenga la menor dependencia de sus cuidadores.

El profesor Murga felicitó a León Carrión por sus investigaciones y por su apuesta por la divulgación, algo que avalan los más de 200 trabajos publicados y el reconocimiento internacional con que cuenta el catedrático de la Universidad de Sevilla.

La doctora Rosario Domínguez explicó que la publicación es el fruto de muchos años de trabajo en Crecer, pero sobre todo del afán por intentar apoyar una figura clave en estas circunstancias: la familia y cuidadores, de los que dijo que son “el soplo vital del enfermo”.

Por su parte, el autor se refirió a la obra como el compendio de todas las sensaciones y etapas que se atraviesa cuando alguien muy cercano padece daño cerebral. “Es una guía, un libro de consulta obligatoria para familiares y profesionales. Durante muchos años, no se hacía nada ante más allá de la resignación. Hoy se están consiguiendo muchos y muy buenos resultados, y para ello es clave la implicación del entorno. Por eso esta guía les ayuda a superar lo mejor posible un trance tan difícil como éste”.

León Carrión explicó que el libro está escrito “en un lenguaje científico, pero adaptado al lector medio, por lo que es fácil de entender y está orientado a familiares, profesionales, cuidadores y terapeutas.También les aporta recursos para ayudar a todas aquellas personas que han sufrido un daño en el cerebro. “Nuestro reto es la independencia máxima, y en la mayoría de los casos lo conseguimos. Por eso animamos a familiares y a cuidadores a que unan fuerzas, porque con la ayuda de todos es más fácil de lograr”, concluyó el catedrático de Neuropsicología.