El incremento de los bosques costarricenses, la decisión de dejar de emitir carbono por completo para 2021 o que casi el 100% de la energía eléctrica de la nación se produzca de manera renovable, son solo alguna de las cuestiones que hacen de Costa Rica un modelo a seguir en la lucha contra el cambio climático.

El Secretario General de la ONU felicitó al país por sus avances en sostenibilidad y en el combate contra los plásticos y la huella de carbono, así como por tener una constitución que reconoce la importancia de la multiculturalidad y un gobierno que da prioridad a la paridad de género. “Quiero rendir homenaje a Costa Rica por su determinación pionera y de vanguardia en la construcción de un desarrollo inclusivo y sostenible, y en la lucha contra el cambio climático”, dijo António Guterres durante su visita a una escuela pública.

También recalcó que se han puesto en marcha un conjunto de políticas que son cruciales. “La decisión de dejar de emitir carbono por completo para el 2021, va a colocar a Costa Rica en el primer lugar a nivel mundial de la lucha contra el cambio climático”, explicó

Guterres recordó que esto es esencial en un momento en el que las emisiones de gases de efecto invernadero han aumentado después de varios años de disminución y su concentración en la atmosfera es la más alta de los últimos 800.000 años. “Esto demuestra la importancia de este compromiso, lo que es un desafío sumamente difícil. Pueden contar con todo el apoyo de la ONU en este reto que nos parece admirable en los tiempos de hoy”, afirmó.

El Secretario General también felicitó a Costa Rica por su medida de acabar con el plástico de un solo uso en los próximos años, resaltando que el problema de este material es tan grande que existe una isla de plástico del tamaño de Francia flotando en el Océano Pacífico. “Esta determinación es pionera y de vanguardia y espero sea seguida por otros gobiernos en el mundo”, aseguró Guterres. Además, calificó de admirable el hecho de que la constitución costarricense considere al país como multiétnico y multicultural: “no hay muchos países que lo admitan y sabemos que hoy en día la diversidad en muchas naciones del mundo no es vista como un factor de riqueza, sino como un factor de miedo y división en las sociedades”.

El titular de la ONU resaltó que era tan evidente el compromiso del país con las poblaciones afrodescendientes e indígenas, como con la sostenibilidad. También se refirió a la igualdad de género, alabando al Gobierno actual y su presidente, con quien dijo compartía la visión de la paridad. “Es absolutamente esencial para la paz, el desarrollo y los derechos humanos”, agregó, resaltando que la ONU, así como Costa Rica, han logrado un 50-50 de hombres y mujeres en sus altos cargos.

Además, Guterres comentó que la determinación del país es “absolutamente esencial” para solucionar la gran cantidad de frustraciones en el mundo derivadas de la pobreza, los conflictos y la desigualdad, así como el “divorcio creciente” entre el sistema político y la opinión pública.

Foto: Banco Mundial/Curt Carnemark