CORREOS ha presentado esta mañana un sello dedicado a Villanueva de la Jara en el Ayuntamiento de la localidad, en un acto al que han asistido la Alcaldesa de Villanueva de la Jara, Mercedes Herreras Fogarty; el Presidente de la Diputación Provincial, Benjamín Prieto Valencia; la Subdelegada del Gobierno en Cuenca, Lidón Lozano Pérez; el Director Provincial de Hacienda y Administraciones Públicas, Ramón Pérez Tornero, y el Presidente de CORREOS, Javier Cuesta Nuin, entre otros.

Con una tirada de 200.000 ejemplares, este efecto recoge una imagen de Villanueva de la Jara y forma parte de una original emisión de cuatro sellos autoadhesivos de la serie Pueblos con Encanto’ que simulan las tiras de tarjetas postales plegadas en forma de acordeón. Los otros tres sellos emitidos en la misma serie son los dedicados a Chinchón (Madrid), Fornalutx (Illes Balears) y El Castell de Guadalest en Alicante.

En el anverso de los sellos figuran las imágenes de las cuatro localidades, mientras que la parte posterior imita la trasera de una tarjeta postal. Los efectos postales son autoadhesivos, con tarifa A, miden 57,6 x 40.9 mm y van en un cómodo formato que permitirá que la imagen de Villanueva de la Jara encuentre en la red postal, otra vía de promoción y que pueda llegar a cualquier punto del mundo. CORREOS se suma con esta emisión a resaltar la variedad de pueblos con encanto de los que goza nuestro país y recoger el patrimonio de España.

Villanueva de la Jara

Los primeros restos que se conocen de vida en Villanueva de la Jara fueron encontrados en el Cerro del Cuco, que datan de la Edad del Bronce. En la época romana, se asentaron en la zona almohades, moriscos y más tarde cristianos, fruto de una repoblación que en esta zona comienza a mediados del siglo XII.

El municipio posee el título de Villa desde el año 1476, época de los Reyes Católicos, por posicionarse sus vecinos a favor de Isabel la Católica en la Guerra de Sucesión Castellana. La localidad se encuentra en la comarca de La Manchuela, zona conocida por el cultivo del champiñón que es actualmente la principal actividad económica, así como distintos hongos comestibles.

Entre sus múltiples encantos, se encuentra la Plaza Mayor, eje central del pueblo, donde se ubica el Ayuntamiento que es un edificio renacentista del siglo XVI; el antiguo Pósito del siglo XV -depósito de cereal de carácter municipal, cuya función primordial consistía en realizar préstamos de cereal en condiciones módicas a los vecinos necesitados-; La Posada de Massó, de estilo renacentista, que constituye uno de los mejores exponentes de la típica posada castellana; o la casa palaciega del siglo XIX, Villa Enriqueta, entre otros. Por su parte, las iglesias de la Asunción y del Carmen o el Convento de las Carmelitas lo hacen digno de ser uno de los pueblos más bonitos de España.

Cuenca y la filatelia

Desde 1932 han sido más de trece las emisiones de sellos con motivos relacionados con la ciudad de Cuenca y su provincia, contribuyendo así la filatelia a la difusión de su cultura, su arte y su historia. Diversos monumentos de la ciudad –Patrimonio de la Humanidad- y su provincia, han sido protagonistas en los sellos que han circulado por todo el mundo: las Casas Colgadas (1932 y  1938); la Ciudad Encantada y el Castillo de Belmonte (1967); el Casco Antiguo de Cuenca (1998) y en 2014  se emitieron el Arco de la Malena de Tarancón, el Museo de Arte Abstracto Español, el sello dedicado al Parque Arqueológico de Segóbriga y este mismo año se dedicó un efecto postal a la provincia de Cuenca, representado con las letras CU, en alusión a las antiguas matrículas de vehículos de España.

También se han emitido sellos relacionados con Cuenca desde otros ámbitos, como el dedicado al Escudo de la capital (1963), al Traje Típico femenino de esa zona (1968), a la Semana de la Música Religiosa de Cuenca (1986), el emitido con motivo de la Navidad, en 2006, con la imagen de la Adoración de los Pastores o el dedicado a Fermín Caballero, destacado intelectual y político (s. XIX) nacido en Barajas de Melo (2015).