En España muchos celebran la festividad de Halloween, una tradición anglosajona que se ha colado sin hacer mucho ruido como fecha señera en nuestro calendario. Desde luego, no es necesario recurrir a disfrazarse de vampiresa, calabaza o ponerse una telaraña en lo alto de la cabeza, basta simplemente con un peinado original y sin tanto artificio pero con un marcado carácter festivo y acorde a tan terrorífica noche.

El estilista David Lesur, director de formación de los salones David Künzle en Madrid (Ponzano, 42. Gonzalo de Córdoba, 1) da algunos detalles de cómo deberían ser estos peinados. “Muchas optan en Halloween por colocarse un sombrero de bruja o una simple peluca, pero sin duda es una noche para arriesgar. Ya seas morena o rubia, no es necesario pasar por la coloración, hay en el mercado sprays de color fantasía y purpurina que son ideales para la ocasión. Pero si quieres añadir  un poco de locura en tu look,  también sugiero un maquillaje pálido, con los ojos ahumados oscuros muy exagerados y las uñas pintadas de negro o azul marino”.

Si hablamos de peinados con mucha más trabajo y empaque, Künzle elige uno electrizante. “Sobre todo, con el pelo largo hasta los hombros, empezando con una cola de caballo y fijando el pelo bien alto. Alrededor de la goma, fijar unas cuántas horquillas clip a modo de soporte para el siguiente paso, que será un cardado de toda su longitud para así darle volumen y textura. Después, trabajar con los dedos y usar cualquier producto fijador en spray para acentuar sus movimientos y para terminar, fijar con secador de pelo, más unas cuántas horquillas que colocamos sobre las primeras”, señala.

El tipo de cabello y nuestros gustos personales, también influyen. “Quizás para recogidos, que son mucho más cómodos, un bun o unas trenzas elevadas, algunas de ellas con mechones teñidos con los colores característicos de Halloween (naranja pumpkin, negro, gris, morado…) y para pelo suelto, mucho volumen con bucles y cardados pero sin ser obligatorios. Otra opción son los tocados, las melenas bicolor o las muy manidas extensiones”, comenta.

Además, Lesur recomienda el volumen, con la laca y el pelo frito siempre reinando, y sin duda los recogidos, en colores como cobrizo intenso, rojo carmín o violeta: “Como recomendación previa, el tratamiento Scalpsync viene genial, un peeling para el cuero cabelludo irritado y con comezón, que vendrá perfecto tras múltiples tirones y el exceso de contaminantes en el aire que dañan nuestro cabello”.