La Delegación del Gobierno en Ceuta, “de manera coordinada con las autoridades marroquíes”, ha decidido “suspender hasta el próximo miércoles, inclusive, el tráfico de mercancías por la frontera del Tarajal”.

La medida afecta tanto al porteo a pie por el Tarajal II como al trasiego de vehículos dedicado a esa misma actividad.

La decisión de adopta ante “la necesidad de priorizar los esfuerzos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para impedir los incesantes intentos de entrada irregular por parte de inmigrantes subsaharianos, que se han vuelto a producir durante las últimas horas”.