El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado la puesta en marcha del Plan de Salud Mental 2018-2025, dotado con 11 millones de euros. El plan, que fue aprobado el pasado martes en Consejo de Gobierno y que se publicó este viernes en el Portal de Transparencia, va a suponer un gran avance en la organización del modelo de atención en Salud Mental en la región, orientado hacia la desinstitucionalización, la atención comunitaria y preventiva y la recuperación de las personas que padecen un trastorno mental o que pueden padecerlo a lo largo de su vida.

El Plan de Salud Mental 2018-2025 permitirá a la región contar con una oferta de recursos capaz de dar respuesta a los nuevos retos asistenciales del siglo XXI en estrecha relación con los niveles de Atención Primaria, Atención Hospitalaria y los recursos comunitarios, y supone el impulso y el compromiso del Gobierno regional por mejorar la autonomía y la calidad de vida de las personas con problemas de salud mental y de sus familias, así como avanzar socialmente hacia un nuevo entorno en el que puedan vivir de forma normalizada y libre de todo estigma social.