El Gobierno de Castilla-La Mancha ha dado el visto bueno a la  autorización administrativa previa y de construcción de una instalación solar fotovoltaica en El Carpio de Tajo, en la provincia de Toledo. La planta de producción solar fotovoltaica será de 50 megawatios de potencia y estará compuesta por 158.400 módulos fotovoltaicos de 315 watios de potencia cada uno. El presupuesto total de ejecución supera los 33 millones de euros.

En términos de potencia eléctrica instalada, Castilla-La Mancha tiene 8.723 megawatios de los que el 68 por ciento es energía renovable. Castilla-La Mancha es la primera comunidad autónoma del país en potencia fotovoltaica instalada; ocupamos el segundo puesto en el ranking nacional en energía solar térmica; el tercero en eólica y el cuarto en el conjunto total de las energías renovables.