El consumo recreativo del cannabis será comercializado con un precio medio de 7,7 dólares estadounidenses por gramo.