Dos militares y otras cinco personas murieron hoy durante una operación contra el crimen en favelas de la zona norte de Río de Janeiro lanzada por 4.200 soldados del Ejército brasileño con el apoyo de la Policía, informaron fuentes militares.