Booking.com ha publicado los resultados de un estudio mundial cuyo fin es entender mejor la percepción de las mujeres que no tienen puestos tecnológicos dentro de la industria tecnológica. Los datos indican que a la mayoría de las mujeres encuestadas les agrada trabajar en la industria tecnológica porque les facilita la posibilidad de innovar (81%), un ambiente laboral dinámico (70%) y horarios flexibles (78%). Según ellas, otras de las ventajas de trabajar para una empresa de tecnología son la existencia generalmente de un código de vestimenta informal (69%) y estructuras menos jerárquicas (61%) que en otras empresas.

Sin embargo, el 42% de las mujeres que trabajan en puestos no tecnológicos indicaron que la desigualdad de género es más grande de lo que pensaban. El porcentaje es aún mayor entre las mujeres directivas: el 52% de las mujeres en puestos de alta gerencia y el 57% de las que forman parte de consejos directivos indicaron que sufrieron discriminación por su género en el trabajo. Además, el 48% consideró que las mujeres que no trabajan en tecnología son menos respetadas que un hombre con su mismo puesto.

“Si bien sabemos que hay muy pocas mujeres en puestos relacionados con el ámbito de la programación o de la ingeniería, también somos conscientes de que existe desigualdad en puestos que no están directamente relacionados con la tecnología. Creo que eso se debe a la percepción de que no hay oportunidades para las mujeres en la industria tecnológica si no tienen experiencia en estos campos. Las empresas tecnológicas necesitan mujeres para esos puestos y también en otros igual de importantes, como los de marketing y finanzas. Si hubiera más mujeres en puestos no tecnológicos, éstas atraerían a más mujeres en puestos tecnológicos: la diversidad aumenta más allá de los silos funcionales”, ha señalado Gillian Tans, directora ejecutiva de Booking.com.

La falta de mujeres líderes y referentes en la industria crea barreras para las mujeres. El 90% de las encuestadas admiten que eso es un problema. El mismo porcentaje de participantes que no ocupan puestos tecnológicos indicó que si hubiera más mujeres en puestos de liderazgo, estarían más motivadas a desarrollar su carrera en el sector tecnológico. Esto también queda demostrado por el hecho de que el 34% de las encuestadas está de acuerdo en que un programa de orientación las animaría a avanzar en su carrera en la industria tecnológica. Sin embargo, solo el 20% indicó que su empresa actual cuenta con un programa similar.

“Generar un cambio y alcanzar la diversidad de género es algo que debe empezar desde arriba, y tenemos que lograr que las mujeres tengan más modelos a seguir en todas las funciones de la industria tecnológica. Sabemos que la mayoría de las mujeres cree que trabajar en este sector tiene algunas ventajas y tenemos que trabajar para animar a que las profesionales de carreras no tecnológicas entren en esta industria y ofrecerles más apoyo para que alcancen su máximo potencial”, ha afirmado Tans.

Según el estudio, la desigualdad comienza en el proceso de selección. El 68% de las encuestadas piensa que los paquetes de beneficios que ofrecen las empresas no están adaptados a las mujeres y el 75% piensa que las ofertas de trabajo del sector suelen estar dirigidas a los hombres.

El 46% de las participantes siente que se las trata de forma diferente en el trabajo debido a su género. Este número llega al 59% en el caso de las mujeres que tienen puestos de alta gerencia, y al 58% en el de las mujeres que forman parte de consejos directivos. La correlación entre los puestos de responsabilidad y la desigualdad de género aumenta si las mujeres quieren avanzar en su carrera. El 57% de las mujeres con cargos directivos senior indica que no consiguieron un ascenso porque eligieron a un compañero del sexo opuesto. En cambio, entre las mujeres con puestos junior este porcentaje fue del 37%.

Los resultados de la investigación indican que la desigualdad de género también afecta a la confianza de las trabajadoras. Una de cada tres mujeres reconoció que no tienen la confianza suficiente para pedir un aumento de sueldo. Incluso, un cuarto de las encuestadas admitió que no se siente cómoda hablando en reuniones laborales y el 36% considera que su opinión no es valorada.

 Corregir la discriminación es una oportunidad para crear una mejor cultura empresarial

 Los resultados del estudio indican que trabajar para resolver las desigualdades de género supone una oportunidad para crear una cultura de trabajo más inclusiva y promover el crecimiento del negocio mediante la diversidad y la innovación. La mayoría de las mujeres encuestadas cree que contratar más mujeres aumentaría el rendimiento del negocio (57%) y mejoraría el ambiente de trabajo (68%). Según el estudio, las mujeres se sienten más inspiradas a avanzar en su carrera si su empresa demuestra que valora la igualdad de género y trabajan con compañeros que las motivan.

Casi todas las participantes (92%) estuvieron de acuerdo en que constatar que su empresa valora a mujeres y hombres por igual les da confianza para seguir desarrollando su carrera profesional, pero solo el 46% siente que la diversidad de género es una prioridad en su organización. Además, solo el 31% cree que su jefe no hace diferencias según el género, y el 27% dijo que tiene claro el rumbo de su carrera profesional.

“Para hacer frente a este desequilibrio, las empresas de tecnología deben abordar la percepción negativa que genera un ambiente de trabajo donde predominan los hombres e incluir políticas de igualdad de género de Recursos Humanos y paquetes de beneficios para contratar y retener al personal femenino. Por este motivo, iniciamos un programa de formación sobre parcialidad inconsciente e implementamos iniciativas internas en el departamento de Recursos Humanos, con el objetivo de dar visibilidad a las dificultades que afrontan las mujeres y asegurarnos de que nuestra cultura empresarial permite que las mujeres alcancen su máximo potencial”, ha declarado Tans.

“La diversidad es fundamental en la cultura de Booking.com y estamos comprometidos a hacer de Booking.com una de las empresas tecnológicas más diversas y equitativas del mundo en términos de género. Además, estamos muy motivados con la idea de promover la diversidad de género fuera de la empresa. Este año lanzamos los premios Booking.com Technology Playmaker Awards para homenajear a las mujeres exitosas del sector tecnológico, así como un programa de becas universitarias para apoyar a las mujeres con talento que quieren trabajar en esta industria. Creemos que las empresas tienen que asumir un compromiso real con la igualdad de género para que la capacidad y las habilidades de las mujeres reciban el mismo interés e incentivo que las de los hombres”, ha añadido Tans.

En este estudio llevado a cabo por Booking.com participaron 761 mujeres de 8 mercados que trabajan a tiempo completo para empresas de tecnología, pero en puestos no relacionados directamente con la tecnología. Los datos se recopilaron durante el cuarto trimestre de 2016.