El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, ha presentado hoy la creatividad de la campaña de publicidad que el Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) difundirá en los próximos meses para impulsar el reciclaje, centrada en la gestión de los residuos domésticos y, especialmente, en los que se generan en la cocina.

El contrato de servicio de creatividad de una campaña de publicidad y comunicación en prensa, radio, televisión, redes sociales, internet y exteriores se licitó el pasado mes de diciembre. La empresa pública Cogersa recurrió a la creación de un comité de expertos para evaluar las ofertas, otorgando mayor importancia a los aspectos de diseño gráfico y experiencia que al precio. La agencia Baby Dog Arte y Comunicación S.L. fue la adjudicataria por un importe de 123.420 euros, IVA incluido.

Para el plan de inserciones que actualmente contrata el consorcio se prevé un gasto de 636.944 euros, IVA incluido. La difusión combinará los medios tradicionales (prensa, radio y televisión), la publicidad en línea, las redes sociales, el cine y los soportes exteriores.

Lastra ha resaltado el esfuerzo inversor del consorcio por la sensibilización ambiental a través de la publicidad y ha apuntado que los casi 800.000 euros de presupuesto previstos para este año podrían repetirse en 2019 y 2020, llegando a alcanzar un montante de 2,4 millones en los tres ejercicios. “La concienciación ciudadana respecto al reciclaje es imprescindible para poder alcanzar los objetivos del Plan de Residuos y esta campaña es la piedra angular para sensibilizar sobre la importancia de la separación de residuos”, ha destacado.

Asimismo, el gerente de Cogersa, Santiago Fernández, ha explicado que la campaña pretende vincular el momento de la preparación del menú familiar y de la posterior comida al compromiso de participar en el reciclaje. “Queremos destacar que nuestros hábitos más cotidianos cuentan en la creación de un modelo de consumo y producción más sostenible, yendo de lo particular a lo general y aprovechando para contar qué residuo va a cada contenedor”, ha subrayado.

Esta acción de publicidad se enmarca en el Programa de sensibilización e impulso del Plan de Residuos que está tramitando el Gobierno del Principado y aspira a implicar a la ciudadanía en la recogida separada de residuos urbanos, aquellos que se generan en hogares, comercios, edificios colectivos de servicios, centros educativos, etcétera, promoviendo su clasificación y colocación en el contenedor adecuado, según el caso: papel y cartón, en el azul; envases ligeros (latas, briks, recipientes de plástico, corcho blanco, papel de aluminio), en el amarillo; botellas y tarros de vidrio, en el verde; y la fracción orgánica domiciliaria (restos de alimentos), en el marrón.