La cifra de fallecidos en el atentado suicida del pasado viernes contra un mitin electoral en un mercado en el distrito de Mastung,  el suroeste de Pakistán, ha aumentado a 149, mientras que el número de heridos se sitúa en 186.

El ataque se produjo  a menos de dos semanas de la celebración de las elecciones generales en el país  cuando un terrorista suicida hizo explotar las bombas que portaba durante un mitin del político Siraj Raisani, de la formación regional Partido Nacionalista Awami (ANP). Raisani falleció en un centro hospitalario a consecuencia de las graves heridas sufridas.

El atentado reivindicado por el DAESH se suma a una serie de ataques perpetrados contra actos electorales y candidatos a las elecciones del próximo día 25.