El número de muertos por las lluvias torrenciales en Japón ha ascendido este jueves a al menos 195 personas y varias decenas de personas continúan desaparecidas, según ha informado  el Gobierno, debido a las peores lluvias torrenciales que ha sufrido el país desde hace 36 años. Además, la inundaciones y deslizamientos de tierras en el oeste del país unidas a la intensa escasez de agua y el calor han aumentado los temores de enfermedades en esta parte del país.

El Gobierno japonés ha enviado camiones de agua a las zonas más afectadas, pero los suministros siguen siendo limitados. Mientras, más de 70.000 militares, policías y bomberos están trabajando en la búsqueda de los desaparecidos.