Argentina contará con una línea de crédito condicional aprobada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por valor de US$960, cuyo primer tramo por un monto de US$305 millones tiene como objetivo específico mejorar el acceso a saneamiento, incrementar la disponibilidad de agua potable, apoyar el fortalecimiento y sostenibilidad de AySA, empresa operadora de los servicios, y mejorar las condiciones de tratamiento y disposición de las aguas residuales para los habitantes del primer, segundo y tercer cordón de la zona metropolitana de Buenos Aires, hogar de más de 11 millones de personas.

Esta primera operación de la línea de crédito comprende la ampliación del sistema de alcantarillado en los partidos de Moreno y San Miguel, que beneficiará a 19.000 hogares con la construcción de los colectores Las Catonas y Mariló, así como la ampliación de la planta Las Catonas que permitirá tratar las aguas residuales generadas por más de 210.000 habitantes, en estos mismos partidos.
Adicionalmente, está prevista la construcción del emisario de Berazategui, que asegurará una disposición adecuada de las aguas residuales generadas por 5,1 millones de habitantes que vierten sus aguas residuales en el Rio de la Plata.

También, incluye la compra de equipos para reducir las pérdidas físicas de agua y disminuir la demanda insatisfecha de agua potable para cerca de 130.000 personas en el área metropolitana de la capital argentina.

Además, el préstamo contempla el financiamiento de acciones de fortalecimiento institucional mediante la mejora del marco regulatorio de AySA, de las capacidades y competencias del personal de la empresa, y la reorganización operativa para hacer frente al reto de ampliación del área de prestación de los servicios.

Los proyectos serán ejecutados por Agua y Saneamiento Argentinos (AySA), la agencia concesionaria de esos servicios en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense.

La línea de crédito del BID tiene un plazo de ejecución de 12 años, y cada préstamo individual tendrá una tasa de interés basada en LIBOR, 25 años de plazo de repago y un período de gracia de 4.5 años. Los fondos del primer préstamo individual serán desembolsados en un período de 4 años.