El descenso corta una racha positiva de casi un año y los pronósticos coinciden en que no se revertirá en el corto plazo.