Según publicó la agencia oficial de noticias SPA citando una investigación preliminar realizada por fiscales saudíes la muerte del periodista ocurrió como consecuencia de una pelea a puñetazos, aunque no dio precisiones sobre los motivos de dicho enfrentamiento.

La Fiscalía no ha ofrecido más detalles sobre las circunstancias de la muerte del ciudadano saudí, en paradero desconocido desde que accediera al consulado del reino en Estambul el pasado día 2 de octubre. Entre otras cosas porque las investigaciones están todavía en marcha y las informaciones ofrecidas este sábado son provisionales.

Sin embargo sí ha señalado que han sido detenidas 18 personas y que el subdirector de los servicios secretos del reino, Ahmad Asiry, y el miembro del Consejo Real Saud Qahtany han sido destituidos. Los arrestados están detenidos de forma preventiva hasta que se conozca “toda la verdad y se anuncie” y “todos los implicados en este caso sean llevados ante la justicia”, según la agencia SPA.