Para António Guterres el cambio climático continúa siendo la mayor amenaza que enfrenta la humanidad pese a las constantes noticias de escaladas de tensiones y conflictos.

En una rueda de prensa en Nueva York, el Secretario General de las Naciones Unidas llamó a los líderes mundiales a reducir el número de emisiones contaminantes a la atmósfera al menos en un 25% para el año 2020 y les convocó a asistir el año próximo a una cumbre sobre el cambio climático.

“La ciencia lo exige. La economía mundial lo necesita. El sustento de cientos de millones de personas depende de ello. La seguridad alimentaria, la salud y la propia estabilidad están en juego”, destacó tras conocer los recientes datos sobre el estado del clima del planeta publicados por la Organización Meteorológica Mundial, el Banco Mundial y la Agencia Internacional de Energía.

Guterres manifestó su preocupación sobre el tema al destacar que en 2017 se alcanzaron varios graves hitos y destacó que el costo económico de los desastres relacionados con el clima registró un récord: 320.000 millones de dólares. A su vez, recordó que la temporada de huracanes en el caribe fue la más cara de la de la historia y produjo efectos negativos a décadas de desarrollo en la región. También resaltó la grave sequía en África que obligó a casi 900.000 personas a abandonar sus hogares y las inundaciones causadas por las lluvias monzónicas que afectaron a 41 millones de personas en Asia.