Quiero agradecer a Agenda de la Empresa la oportunidad que me brinda para dirigirme a sus lectores y avanzar las líneas más importantes de las políticas de Medio Ambiente y de Ordenación del Territorio en el año que ahora comienza.

2018 va a ser un año trascendental en la definición legislativa de las políticas medioambientales y urbanísticas en Andalucía. Porque, precisamente, dos leyes marcarán los próximos 365 días. Por un lado, la aprobación definitiva en el parlamento de la Ley de Medidas Frente al Cambio Climático; por otro, el anteproyecto de la nueva Ley Urbanística de Andalucía. Con la primera, con la Ley del Cambio Climático, Andalucía adquiere el compromiso de aplicar medidas concretas a través de una ley para combatir la mayor amenaza del planeta.

Con la nueva Ley Urbanística de Andalucía pretendemos alcanzar tres objetivos. El primero, reducir los plazos de los trámites administrativos. El segundo, aportar mayores cotas de sostenibilidad al urbanismo. Y el tercero, propiciar que la actividad sea una oportunidad para el crecimiento económico.

Si todo transcurre como esperamos, Andalucía contará con su tercer Parque Nacional, en concreto, en Sierra de las Nieves. La Junta de Andalucía ha canalizado la demanda de los ciudadanos de la comarca de Sierra de las Nieves, que entienden que una mayor protección no solo es compatible con el desarrollo social y económico, sino que es imprescindible, ya que le otorga a todo lo que produce y realiza alrededor del parque una marca de calidad contrastada, un extraordinario valor añadido.

Será el año del comienzo de la restauración ambiental de la zona afectada por el incendio de las Peñuelas, junto a Doñana. Una reforestación que se va a realizar con criterios científicos y técnicos, y que contará con el trabajo de los miles de voluntarios que desean aportar lo mejor de ellos mismos para devolver la naturaleza viva a esa zona devastada por el fuego.

2018 será, además, el año en el que los andaluces y andaluzas podrán ver de cerca al felino más amenazado del planeta en un espacio preparado para ello. Hemos acondicionado un observatorio del lince ibérico en el Acebuche, en Doñana, para seguir potenciando las políticas de educación y sensibilización ambientales con ejemplares que ya no son aptos ni para la reproducción, ni para la vida en libertad. Y será un año en el que esperamos seguir incrementando en la misma proporción no solo los ejemplares de lince, sino los de otras especies seriamente amenazadas.

También será el año en el que daremos un impulso renovado a las políticas de depuración y saneamiento. Y lo haremos gracias a la colaboración institucional, ya que en julio de 2017 se suscribió un protocolo entre la Junta de Andalucía y el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para el cumplimiento de la Directiva europea sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas, que contempla una inversión total de 791 millones de euros para 149 actuaciones. Del presupuesto total, el Estado aportará 231 millones procedentes de los fondos comunitarios Feder y la Junta 561 millones, de los que el 90% corresponden al canon de mejora autonómico y el 10% de fondos Feder.

Las bases para lograr estos objetivos están puestas gracias al trabajo de toda la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. En lo personal, espero que 2018 esté repleto de buenas noticias para los lectores de Agenda de la Empresa.

José Fiscal López

Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio