La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha inaugurado este viernes en Sevilla un seminario científico sobre salud infantil que tiene como objetivo promover la gestión del conocimiento sobre el bienestar infantil y sus determinantes, desde una perspectiva de derechos. Este proyecto interregional, ha explicado Álvarez, “contempla otros espacios de colaboración, como el fortalecimiento de la parentalidad positiva y la creación de un Observatorio de Salud Infantil Transfronterizo, una línea que estará coordinada desde Andalucía”.

Esta reunión de actualización científica se enmarca dentro del proyecto de la Red Ibérica de Gestión del Conocimiento en Salud Infantil (conocido como Proyecto Riscar) en el que se trabaja desde Andalucía, Castilla y León, Galicia, Extremadura, la Universidad de Cádiz y la Administración sanitaria lusa. Al seminario también ha asistido el doctor Paulo Morgado, presidente del Consejo Directivo de la Administración Regional de Salud del Algarve.

El Observatorio Transfronterizo, según ha relatado la consejera de Salud andaluza, “se concibe como instrumento interregional de análisis, diagnóstico, evaluación y seguimiento de la salud infantil y sus determinantes”. Los datos e indicadores que se generen se integrarán en los sistemas globales de información en salud como soporte para la formación, investigación y divulgación, así como la generación de nuevas políticas adaptadas a las distintas realidades que se vayan identificando. “El núcleo vertebrador de todo este proyecto es el impulso a la gestión del conocimiento, para tratar de encontrar respuestas a los grandes retos que nos plantea el bienestar infantil, desde un enfoque de derechos y con una perspectiva de activos”, ha aseverado Marina Álvarez.