Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer demuestra que una prueba de sangre puede mejorar la identificación de las personas que pueden desarrollar cáncer de pulmón provocado por su exposición al tabaco. “Al usar información de cuatro biomarcadores de proteínas sanguíneas junto con información sobre el tabaco, pudimos identificar un 63% de los futuros pacientes con cáncer de pulmón entre fumadores activos y ex fumadores”, explicó el doctor Mattias Johansson, uno de los principales investigadores del estudio.

El estudio demostró que “los biomarcadores tienen el potencial de mejorar significativamente la identificación de aquellos individuos que tienen más probabilidades de beneficiarse del cribado”, agregó el científico de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, que forma parte la Organización Mundial de la Salud.

Según el estudio 80-90% de los cánceres de pulmón son causados por la exposición al tabaco. El cáncer de pulmón es responsable del 20% de todas las muertes relacionadas con el cáncer en todo el mundo. Las tasas de supervivencia para el cáncer de pulmón son, en general, deficientes, ya que la mayoría de los pacientes son diagnosticados cuando el cáncer está en una etapa avanzada.

La reducción de la prevalencia del tabaquismo es la forma más importante de prevenir el cáncer de pulmón, así como otros cánceres asociados con el tabaco en todo el mundo.

Foto: WHO/PAHO/Sebastián Oliel