La firma de moda infantil se especializa en el segmento de Comunión con una colección que se distinguen por su relación calidad/precio y su fabricación 100% española

La colección de Comunión es una de las nuevas distinciones de la marca de moda infantil Amorissimi Baby & Kids. Llama la atención su exposición casi permanente en las boutiques, desde el mes de octubre hasta mayo, ambos inclusive, tanto con trajes para niño como con vestidos de niña. “Esto nos ha diferenciado de la política actual del mercado y nos ha llevado a captar la atención de los clientes más adelantados, así como los interesados propios del periodo habitual de dicha campaña”, explica José Ramón Moros, director de la marca.

También en esta colección de evento vuelve a destacar la seña de identidad de la marca: su alta competitividad. Acostumbrados a los altísimos precios que encontramos en las firmas habituales de este segmento, vemos en Amorissimi la posibilidad de vestir de Comunión a un niño por solo 145€ y al mismo tiempo es posible hacerlo desde 180€ en el caso de las niñas. “Unos precios muy por debajo de la competencia que son todavía más llamativos cuando se comprueba la calidad y el diseño de las prendas”, asegura Moros.

Desde luego, el principal signo identificativo de Amorissimi ha sido, desde el principio, la relación calidad/precio de todos sus artículos. Una línea que también caracteriza a esta colección de Comunión, tanto para niño como para niña. La firma mantiene su fabricación española 100% con cuidados y especiales diseños también en dichas colecciones.