Unos 70 incendios se registraron de manera simultánea en diferentes viviendas que sufrieron una ruptura de los conductos de gas debido a un supuesto problema de presurización.