Un nuevo terremoto de magnitud 6 ha vuelto a golpear Indonesia y ha provocado, al menos, tres muertos y cuatro heridos. El seísmo, de magnitud 6, ha sacudido el mar de Bali, entre las islas de Bali y Java, a unos 49,5 kilómetros al noreste de Panji, en el este de Java, y a 157 kilómetros al noroeste de Denpasar, en Bali.

El Servicio Geológico de EE.UU. ha situado el hipocentro a 10 kilómetros de profundidad bajo el lecho marino.

El portavoz de la agencia indonesia de Prevención de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho, ha indicado en un mensaje publicado en Twitter que las víctimas mortales han sido encontradas en el distrito de Sumenep, en el este de Java. También ha informado de numerosas casas destruidas, apenas dos semanas después de que dos terremotos y un tsunami acabasen con la vida de al menos 2.045 personas en la isla Célebes.