Al menos trece personas, incluido un policía, han muerto esta madrugada en un tiroteo en un bar de la localidad californiana de Thousand Oaks donde se celebraba una fiesta juvenil, informaron las autoridades.

El autor del tiroteo, ha sido identificado por la policía como Ian Long. Se trata de un joven blanco de 29 años con el cuerpo tatuado. El cuerpo sin vida de Long ha sido hallado en la sala de baile del bar Borderline. En el ataque protagonizado por este joven también se han contabilizado, hasta ahora, una docena de heridos. 

Según algunos testigos del incidente, el autor de los disparos portaba un arma semiautomática e iba vestido completamente de negro. Long entró en el local disparando al portero del establecimiento y a la cajera sin mediar palabra. Según algunos testigos, el individuo también llevaba barba y sombrero.